««« Lingotario »»»

Los apellidos

Un apellido es el nombre de familia con que se distinguen las personas: González, Ortega, Flores, etc. Es el nombre que se añade al nombre de pila y que, generalmente, se hereda de padres a hijos; de esa manera, todos los miembros de una misma familia llevan el mismo apellido.

Originalmente, un apellido era la acción de llamar en voz alta a los hombres para acudir a la guerra. También se conocía como apellido a la hueste reunida por este llamamiento y a la seña que se daba a los soldados para que se aprestasen a tomar las armas. Este término provenía del verbo castellano antiguo apellidar.

En castellano antiguo, apellidar era un verbo cuyo significado era «nombrar en voz alta», «llamar». Este verbo castellano venía del verbo latino appellitāre, que significaba «llamar repetidamente»; es el frecuentativo del verbo appellāre, «llamar», «proclamar» (con el infijo -it-, que marca iteración); de este verbo latino proviene el verbo castellano apelar, «recurrir a alguien con autoridad para resolver una cuestión». El verbo latino appellāre, a su vez, es una variante del verbo appellere, que significa «dirigir hacia». Viene del prefijo latino ad-, que significa «hacia», y el verbo pellere, que significa «dirigir con un empujón», «empujar», «lanzar con un golpe» (relacionado con expeler, «empujar hacia fuera», repeler, «empujar hacia atrás», impeler, «empujar hacia dentro», empellón, «empujón», etc.).

Luego, un apellido pasó a ser cualquier grito que se hacía a la gente para llamar su atención, como se solía hacer antiguamente durante las convocatorias de guerra. Con el paso del tiempo, la palabra apellido pasó a ser un nombre que se usaba para llamar a cada persona, y que era diferente de su nombre legal; es decir, lo que actualmente se conoce como apodo, sobrenombre, mote o alias. En España aún se conserva esta acepción de apellido.

Es a partir del siglo 15 que el apellido se constituye en el nombre de familia con que se distinguen las personas y sus descendientes.

En inglés, el apellido se conoce como surname, last name o family name. Surname es una palabra de origen francés, que quiere decir «sobrenombre» o «nombre superior» porque, originalmente, era un nombre diferente al nombre de pila y se usaba para identificar a la persona como miembro de un grupo. Last name significa, literalmente, «último nombre». Esto se debe a que el apellido se pone al final del nombre completo, después del nombre de pila. Family name significa, simplemente, «nombre de familia», porque el apellido identifica a la familia a la que uno pertenece.

En alemán, el apellido se conoce como Nachname o Familienname. Nachname significa, simplemente, «nombre posterior» o «nombre final», porque los apellidos se colocan al final del nombre completo. Familienname significa «nombre de familia», porque los apellidos identifican a la familia a la que uno pertenece.

En francés, se dice nom de famille, surnom, patronyme o nom patronymique. Nom de famille significa «nombre de familia». Surnom significa «sobrenombre». Patronyme, nom patronymique significa «patronímico», «nombre patronímico», que quiere decir «nombre del padre», porque los apellidos se heredan del padre a los hijos.

En italiano, se dice cognome. Este término viene directamente del latín, y quiere decir «junto al nombre», porque los apellidos acompañan al nombre de pila.

En portugués, se dice sobrenome, nome de família.

Inicialmente, los apellidos solían identificar a una persona con otra, generalmente su antepasado, como el padre o el abuelo. (Fernández era hijo de Fernando y Rodríguez, de Rodrigo). Muchas veces también identificaban al poseedor con su lugar de procedencia (Zamorano, de la ciudad de Zamora; Málaga, de la ciudad de Málaga). Otros apellidos relacionaban a la persona con su ocupación (Guardia, Alcalde, etc.). No son raros los apellidos que describen las características físicas (Moreno, Delgado, Calvo), el comportamiento (Amoroso, Bueno, Izquierdo) o las hazañas (Matamoros, Valiente) de su dueño.

En las diferentes culturas, los apellidos aparecieron en momentos muy diferentes. En China, por ejemplo, un emperador decretó la adopción de nombres de familia hereditarios en 2852 antes de Cristo. En Inglaterra, la adopción de apellidos fue un proceso gradual que comenzó alrededor del año 1000, estimulado por la escasez de nombres propios, y duró unos seis siglos.

En algunas culturas. la adopción generalizada de apellidos no ocurrió sino hasta el siglo 20. En Turquía, por ejemplo, una ley de 1935 obligó el uso de apellidos. Los judíos de Europa también adoptaron tardíamente el uso de apellidos. Debido a que, en algunos países, a los judíos se les prohibía el uso de nombres cristianos, algunos de ellos optaron por elegir apellidos que les sonaran bien. Así, por ejemplo, en los países germanoparlantes eligieron apellidos compuestos como Rosenthal, «valle de rosas», o Goldenberg, «montaña de oro». A otros, la autoridad les asignó nombres que expresaban el desprecio que sentían hacia ellos, como por ejemplo Eselskopf, «cabeza de burro».

En España, el partidismo y el orgullo familiar influyeron en la formación de apellidos. Los primeros apellidos se originaron a partir de los gritos de guerra de los cristianos durante la invasión morisca como, por ejemplo, el apellido Vargas-Machuca, que le fue otorgado a un caballero de apellido Vargas que luchó contra los moros ‘machucándolos’ con un palo de olivo que encontró en el campo de batalla, tras habérsele quebrado su espada en pleno combate.

Los apellidos suecos reflejan el amor que los escandinavos tienen por la naturaleza. Incorporan palabras tales como berg, «montaña», y blom, «flor».

En Rusia, tras la Revolución, muchas familias se deshicieron de sus apellidos derivados de los nombres o apodos usados por los campesinos, como Krasnoshtanov, «pantalones rojos», considerados degradantes, y adoptaron otros tales como Orlov, «águila».

La creación de apellidos, por lo general, refleja la historia y la idiosincrasia de una cultura.

Fuentes

Corominas, Joan (1987). Breve diccionario etimológico de la lengua castellana: apellido. Editorial Gredos S. A. Madrid, España.

Encyclopedia Britannica (2010). Surname.

Merriam-Webster. Dictionary of the English Language. appeal.

Real Academia Española de la Lengua. Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, 22ª edición: apellido.

Comentarios

No hay comentarios.